sábado, 17 de septiembre de 2016

Lilith

Padre, lo confieso, he pecado. La culpa me arrastra hasta las llamas, culpa de no sentir culpa hacia la maldad que cometí. ¿Cuál es el peor villano, el que no siente remordimientos o el que no tiene razón para hacer el mal?


Tired, blue boy walks my way
Holding a girl's hand
That basic bitc* leaves finally
Now I can take her man.

Someone told me stay away from things that aren't yours
But was he yours, if he wanted me so bad?


Escondidos entre rayos de niebla
penumbra aquella amiga ciega
que me es complice. 

Rozo tu mano con cariño
reposante en mi pierna con temor.
¿Reímos sin parar? Somos unos niños.

Me abrazo ciegamente a tu calor,
me olvido por un momento de quién sos.
En el universo solo existimos nosotros dos.

Corazón desbocado
entre nervios ahogado.
A vos te percibo temblar
y el nudo de mi garganta
me prohibe hablar.

Me arrepiento de que la noche
no me daba eternos favores,
de tantas lagrimas en sus brazos hice derroche
ahora a ella yo le debo sacros honores. 

Me arrepiento de sucumbir a lo carnal
de no haber aspirado un minuto más 
para admirarte;
tus suspiros, obras de arte.

Tus miedos, tus nervios y placer
frágil muñeco de papel. 

En la noche quiero olvidar
que el Edén le pertenece a Eva y Adán,
y que solo soy la primera, apodada Lilith. 

Pido a Dios, 
que se aplace la misa de mediodía
que tus suspiros sean la única
y más importante melodía.



-----------
Música para escribir:

Pacify her - Melanie Martinez 
Se ha producido un error en este gadget.