miércoles, 8 de febrero de 2017

Pollerita

Si fuera un hombre me estarían dando la razón. Que tengo derecho porque ella usaba la pollerita muy cortita y me provocó. Pero no, me tachan en los noticieros, en los diarios y en las casas porque soy una mujer que grita que se defendió y no un hombre que recita orgulloso cómo la mató.

     Son las 7:00 de la mañana y yo estoy a tres cuadras de la escuela, es de noche porque todavía es invierno y yo puteo porque me hacen ir en pollerita que se me vuela y en media altas de lana y me cago de frío igual. Porque las escuelas privadas son así, ya te enseñan desde chiquita tu lugar en la sociedad. Si el pibe te saca una foto abajo de la pollera se le ríen la gracia, y si tenés suerte le ponen la notita en el cuaderno, pero él sigue saliendo ileso con el aplauso de los amigos. Vos te la aguantas, y si llorás sos una exagerada. Porque total no es nada, solo te invadió, no es nada. No importa, porque tu cuerpo no es tuyo y te la tenés que bancar porque sos mujer y es así.

    Y yo estoy caminando a las 7:05 de la mañana de un martes de invierno porque es obligatorio y es mi culpa cuando él me agarra del pelo y me tira porque tengo pollerita y así es como corresponde. Está en su derecho porque yo tengo pollerita y lo calenté.
Él sabe que soy una nena, que no tengo más de 15. Entonces me sube la pollera y me rompe las medias, porque puede, porque debe. Porque uso pollerita, porque soy nena y mi cuerpo le pertenece a él, no a mi.

     Yo camino a la escuela, a mi casa y hasta el kiosco de la esquina con las llaves en la mano porque acá nunca sabes. Acá podés ser la pobrecita que metieron a una bolsa de basura, pero ojo, porque pasas a ser la putita si se enteran que tenias puesto un shortcito. Acá nunca sabés, pueden mañana estar pasando tus fotos en el noticiero de la tarde con los nenes en la mesa. Puede que termines en otro país. Pueden pasado mañana encontrar tu cuerpo mutilado y contar como te violaron en el noticiero de la tarde, que lo ven los nenes con el almuerzo en la mesa. Y si capaz no tenés suerte te violen y te dejen ir, así aprendes a no provocar. Porque quién te manda a salir a  las 7 de la mañana en pollerita, eh, seguro lo haces porque sos una putita.

     Pero yo tengo la peor de las malas suertes, porque pequé, me defendí con la llave y ahora es él el que sangra. Acordate que mañana sale mi nombre en los noticieros, me lo van a tachar y quedo marcada de por vida y van a poner después un primer plano de las tetas de Tinelli. "¡AY NO NENA, NO! Cómo vas a decir eso? No ves que las tetas están mal, son pecado si no son las del bailando. Son peor que la pollerita, son las piernas de la generación pasada y los tobillos de las damas."

     Y son las 7:07 de la mañana y yo tengo pollerita y soy una putita. Y como uso pollerita y soy una putita él tiene derecho a violarme. ¿Necesitas que te lo repita así no se te olvida?  Son las 7:07 de la mañana y yo tengo pollerita y soy una putita. Y como uso pollerita y soy una putita él tiene derecho a violarme.
    Y ahora él está en el hospital que se lo cubren miles de padres de hijas que tienen miedo a ser violadas.
     Y si yo quiero ayuda (te repito, quiero, porque no la necesito, porque no me pasó nada, porque soy una exagerada), si yo quiero ayuda me la tengo que pagar yo, en vez de la institución privada que me obliga a usar pollerita, en vez de los trabajos que te las exigen como uniforme en voz baja. En vez de esos jefes que te dicen que no pasa nada si no usas pollerita, pero si no venís con escote mañana estás en la calle. Me lo pago yo en vez de los boliches con ofertas luminosas que grita "venite en pollerita y pasas gratis!!!!" Saben qué es gratis también? El miedo hasta llegar en mi casa vestida con pollerita.

     A las nenas que nos lo paguen las industrias que sexualizan a la alumna, al uniforme escolar así se esconden en las esquinas de las escuelas los infames y se masturban mientras las ven pasar.


     Sigan con su discurso de odio, culpabilizando a la víctima, dandole razón al violador. Sigan diciendole al nene que no llore, y a la nena que no luche. Sigan difamando a la víctima y sigan defendiendo al agresor. Sigan y sigan que nosotras vamos a seguir gritando: #NiUnaMenos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.